Accidentes laborales, ¿Cuáles son las consecuencias para la empresa?

accidentes-laborales-consecuencias-empresa

Accidentes laborales, ¿Cuáles son las consecuencias para la empresa?

1. ¿Qué es un accidente de trabajo?

Se entiende por accidente de trabajo toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena” (Art. 156.1 de la Ley General de la Seguridad Social-Real Decreto Legislativo de 30 de octubre de 1995).

Como consecuencia, en una empresa, son constitutivas de accidente de trabajo las lesiones que sufra el trabajador durante el tiempo y en el lugar del trabajo, incluso aquel que tenga lugar por una imprudencia profesional del trabajador.

En nuestra práctica de muchos años, los abogados especialistas en laboral y en seguridad y salud laboral de Legal Services Abogados, han tenido que defender, con éxito en muchos de los casos, aquellos en los que, bajo una aparente imprudencia profesional del trabajador, ante un accidente del mismo, se ocultaba realmente una imprudencia temeraria, imprudencia esta que eximía de responsabilidad jurídica a la empresa.

2. ¿Qué consecuencias tiene para el trabajador un accidente de trabajo?

La primera y fundamental consecuencia de un accidente de trabajo es la del daño para la persona, cuando no la de su muerte.

En el caso de un accidente laboral, el trabajador que lo sufre va a tener una alteración o pérdida de su salud que se produce precisamente a consecuencia del trabajo que realiza. El trabajo es el factor que desencadena el daño a la persona y sus efectos son inmediatos.

2.1. Incapacidad Temporal (IT)

Desde un punto de vista jurídico, la primera consecuencia que se produce para el trabajador es la incapacidad para trabajar, obviamente, si el accidente no es mortal.

El trabajador, desde el día siguiente de la fecha del accidente, pasa a una situación de Incapacidad Temporal (IT) debida al accidente, mientras reciba asistencia sanitaria de la Seguridad Social y esté impedido para el trabajo, con una duración máxima de 365 días, prorrogables por otros 180 días cuando se presuma que durante ellos puede el trabajador ser dado de alta médica por curación.

¿Quién se hace cargo?

La Mutua de Accidentes de Trabajo, tanto del tratamiento médico como del pago de la prestación que corresponda.

¿Qué cuantía percibe el trabajador?

El 75% de la base reguladora por accidentes de trabajo del mes anterior a la baja.

Se percibe desde el primer día de baja.

En muchas ocasiones, bien por pacto con la empresa, bien por convenio colectivo, la empresa complementa esta prestación en un tanto por ciento, llegando incluso a alcanzar el 100%.

Calcular base reguladora

No hay que olvidar que la base reguladora es el resultado de dividir el importe de la base de cotización del trabajador en el mes anterior al de la fecha de iniciación de la incapacidad por el número de días a que dicha cotización se refiere.

¿Quién tiene que abonar la prestación de IT?

Bien la Mutua, de forma directa, bien la empresa mediante pago delegado.

2.2. Incapacidad Permanente

Se produce esta situación cuando el trabajador accidentado queda con secuelas físicas que limitan su capacidad para trabajar. Según la gravedad de las lesiones y de la profesión habitual del trabajador accidentado, la Incapacidad Permanente puede ser de diversos grados.

Grados de Incapacidad permanente

a) Incapacidad parcial del 33% o mayor en la capacidad de trabajo.

El trabajador percibe una indemnización: 24 veces la base reguladora calculada.

b) Incapacidad Total para la profesión habitual

Se cesa en el trabajo que se venía realizando.

Se puede trabajar en otras profesiones distintas.

Se percibe una prestación del 55% de la base reguladora calculada.

c) Incapacidad Total Cualificada

El trabajador tiene 55 años o más y no se encuentra trabajando.

Se incrementa entre un 55 a un 75% de la base reguladora que se abona como pensión.

d) Incapacidad permanente absoluta

No se puede realizar ningún tipo de trabajo.

Se percibe un 100% de la base reguladora obtenida para la incapacidad.

e) Gran Invalidez

Se necesita la ayuda de terceras personas para realizar los actos más cotidianos de cada día como, por ejemplo, comer, vestir, etc.

Se percibe un complemento del 45% añadido de la prestación de incapacidad absoluta.

3. ¿Qué consecuencias tiene para la empresa los accidentes laborales?

Las consecuencias jurídicas de un accidente de trabajo se pueden materializar en la exigencia de responsabilidades administrativas, civiles y penales.

3.1. Investigación de la Inspección de Trabajo

Comunicado el parte de accidente de trabajo a la autoridad laboral, la Inspección de Trabajo inicia un proceso de investigación sobre las causas del accidente.

Se trata de investigaciones profundas y con el mayor detenimiento, analizándose los hechos y la relación que puede existir entre la causa del accidente laboral y la falta de medidas de seguridad por parte de la empresa.

Se busca lo que se denomina en la doctrina la relación de causalidad, causa- efecto.

¿Consecuencias de la actuación inspectora?

Si la Inspección de Trabajo comprueba la existencia de esa relación de causalidad, es decir, si el accidente se produce por incumplimiento de normas de seguridad, procede a levantar un acta de infracción con la consiguiente propuesta de sanción económica.

Además, de oficio, insta al INSS una propuesta de recargo de prestaciones de entre un 30 a un 50%, es decir, que la prestación de la seguridad social que le pueda quedar al trabajador accidentado o a su familia más directa, se incrementa en ese tanto por ciento.

La responsabilidad del pago del recargo recae directamente sobre el empresario infractor y no puede ser objeto de seguro alguno, siendo independiente y compatible con las de todo orden, incluso penal, que puedan derivarse de la infracción.

3.2. Exigencia por el trabajador accidentado de una Indemnización por Daños y Perjuicios 

Se trata de una indemnización económica a satisfacer por la empresa según el cariz de su responsabilidad empresarial, las lesiones del accidentado, su situación personal (edad), etc.

Generalmente, esa indemnización por daños y perjuicios la abonan las compañías de seguro privadas (seguro privado de responsabilidad civil derivada de accidente de trabajo)

3.3. ¿Qué responsabilidad penal tiene el empresario en un accidente de trabajo?

La responsabilidad penal surge con la infracción de las normas de prevención de riesgos laborales.

Nuestro Código Penal de 1995 pena a aquel empresario que no facilite los medios necesarios para que los trabajadores desempeñen su actividad con las medidas de seguridad e higiene adecuadas, de forma que pongan así en peligro grave su vida, salud o integridad física.

La obligación del empresario es una obligación de medios y no de resultado, es decir, es suficiente que exista el delito cuando el empresario pone en peligro grave al trabajador, no es necesario que se produzca un resultado que se materialice en una lesión.

Las penas de prisión oscilan entre los seis meses a tres años y multa de seis a doce meses (es una cuantía diaria durante un numero de meses que el juez determina; por ejemplo: 6 meses a 6 euros diarios: 6×30, es igual a 180 días por 6 euros.

¿A quién se atribuye esa responsabilidad penal dentro de la empresa?

Establece el Código Penal en su artículo 318 que “cuando los hechos previstos se atribuyeran a personas jurídicas, se impondrá la pena señalada a los administradores o encargados del servicio que hayan sido responsables de los mismos y a quienes, conociéndolos y pudiendo remediarlo, no hubieran adoptado medidas para ello (…)”

Directores, jefes y encargados

Como dice el Tribunal Supremo, no puede existir responsabilidad de una sociedad (persona jurídica), pero sí de los representantes legales de las personas jurídicas.

El obligado por el deber de protección de los trabajadores frente a los riesgos laborales es el empresario, ya sea empresario principal, contratista o subcontratista, titular de empresa de trabajo temporal o titular de empresa usuaria.

Ahora bien, por delegación, el empresario puede atribuir funciones de protección y prevención a terceras personas dentro del núcleo esencial de la empresa que desarrollarán actividades complementarias a las del empresario: directores, encargados y todos aquellos que, en general, tiene atribuidas facultades de decisión sobre comportamientos ajenos, es decir, tienen poder de dirigir, ordenar, ejecutar.

En general, son encargados del empresario aquellos trabajadores que tienen la facultad de adoptar por su cuenta y de forma autónoma, las medidas de seguridad correspondientes para evitar accidentes y también, ante casos de riesgo grave en el trabajo, paralizar o suspender la tarea encomendada.

Abogados especialistas en Accidentes de trabajo

Desde Legal Services Abogados llevamos más de 40 años asesorando, representando y defendiendo a empresas y organizaciones ante aquellos supuestos que se puedan dar, tanto de accidentes laborales como de enfermedades profesionales, con nuestra colaboración especialísima de jueces e inspectores de trabajo excedentes.

Para un asesoramiento legal personalizado sobre Accidentes laborales, ¿Cuáles son las consecuencias para la empresa? póngase en contacto con nosotros a través del formulario o escribiendo un email a legalservicesabogados1@gmail.com