Coronavirus.Viajes de empleados a países con riesgo de contagio: obligaciones en PRL

Coronavirus.Viajes de empleados a países con riesgo de contagio: obligaciones en PRL

Viajes de empleados a países con riesgo de contagio

La Ley 31/1995, de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) exige del empresario un deber de protección de los trabajadores frente a los riesgos laborales, deber que implica el mismo tiene que garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo y, en el marco de sus responsabilidades, realizar la prevención de los riesgos laborales mediante la integración de la actividad preventiva en la empresa y la adopción de cuantas medidas sean necesarias para la protección de la seguridad y la salud de los trabajadores en materia de:

Plan de prevención de riesgos laborales
– Evaluación de riesgos,Información, consulta y participación y formación de los trabajadores


– Actuación en casos de emergencia y de riesgo grave e inminente,
vigilancia de la salud

-Constitución de una organización y de los medios necesarios para llevar a cabo todas sus obligaciones preventivas.


El Tribunal Supremo ha consolidado toda una jurisprudencia en relación a ese deber de protección empresarial del que hablamos y así, entre otras, en las sentencias de 15 de octubre de 2014 y en la de la Sala General de 30 de junio de 2010, se hacen dos afirmaciones de especial relevancia:


a) Que la propia existencia de un daño pudiera implicar el fracaso de la acción preventiva a que el empresario está obligado [porque no evaluó correctamente los riesgos, porque no evitó lo evitable, o no protegió frente al riesgo detectable y no evitable].


b) Y la relativa a la regla de inversión de la carga de la prueba establecida en la Ley reguladora de la Jurisdicción Social (LRJS) cuyo art. 96.2 preceptúa: «En los procesos sobre responsabilidades derivadas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales corresponderá a los deudores de seguridad y a los concurrentes en la producción del resultado lesivo probar la adopción de las medidas necesarias para prevenir o evitar el riesgo, así como cualquier factor excluyente o minorador de su responsabilidad. No podrá apreciarse como elemento exonerador de la responsabilidad la culpa no temeraria del trabajador ni la que responda al ejercicio habitual del trabajo o a la confianza que éste inspira».


Como consecuencia, en el supuesto de que se desplace a un empleado en un viaje de misión de prestación de servicios laborales a un país, por ejemplo, con riesgo de contagio de enfermedades endémicas, como el paludismo en Camerún, la obligación empresarial va más allá de que siga las recomendaciones contenidas en la web del Ministerio de Asuntos Exteriores español, que principalmente se refieren a las vacunaciones previas aconsejadas por Sanidad, sino que a tenor de lo establecido en los artículos 14 y siguientes de la LPRL, el empresario debe y tiene que garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo.


En suma, la empresa debe agotar las prevenciones, como dice el citado artículo 14 de la Ley de Prevención citada, para la protección de la seguridad y la salud del trabajador, debiendo probar, según lo dispuesto en el artículo 96 de la LRJS, que adoptó las medidas necesarias para prevenir o evitar el riesgo, puesto que la mera información inicial a un trabajador de que si viaja al extranjero ha de consultar la web del Ministerio de Asuntos Exteriores para seguir sus instrucciones, no es actividad preventiva alguna.


El desplazamiento laboral a un país con riesgo de enfermedades endémicas precisa que la empresa se asegure de que su trabajador viaja debidamente informado de ese riesgo y adecuadamente protegido, debiendo comprobar la empresa que su empleado había realizado la vacunación oportuna y que conocía el deber de protegerse al máximo en la zona de destino a fin de no contraer la enfermedad de riesgo.


CONCLUSIÓN


En aquellos casos en los que la empresa envía a un trabajador en misión de sus servicios profesionales y laborales a un país con riesgo de contagio de enfermedades endémicas (fiebre amarilla, paludismo (malaria), etc.), la empresa no solo ha de disponer de un protocolo de seguridad en viajes que permita indicar a los empleados que deber seguir las indicaciones que proporciona el Mº de Asuntos Exteriores en su web y de proporcionarle un seguro médico internacional o de que en la política corporativa de viajes de la empresa conste que, además del pasaporte, «compruebe también si necesitará visado o vacunaciones con antelación», sino viene obligada a llevar a cabo una actividad preventiva real y eficaz como sería la de comprobar que el empleado se había vacunado.


La empresa debe velar que sus trabajadores se vacunen cuando viajan a países con riesgo de contagio.

21 de febrero de 2020
El Equipo Jurídico de Legal Services Abogados.