¿Cuándo se considera una negligencia médica y cuánto se cobra?

cuando-es-negligencia-medica-cuanto-se-cobra-legal-services-abogados-pb

¿Cuándo se considera una negligencia médica y cuánto se cobra?

1. ¿Qué es una negligencia médica?

En principio, porque hay que estar al detalle y a la casuística de cada caso en concreto, se considera que existe una negligencia médica cuando el profesional de sanidad no realiza su trabajo como debía hacerlo médicamente según la técnica existente en cada momento.

Al profesional sanitario se le exige un nivel de calidad en el desarrollo de sus servicios profesionales, es lo que, en el ámbito judicial, se conoce con el nombre latino de lex artis. Una mala praxis (responsabilidad del profesional por los actos realizados con negligencia) del profesional de la medicina da lugar a la exigencia de responsabilidad civil profesional, que puede ser contractual – cuando existe una vinculación contractual entre el profesional y la persona que reclama – y extra contractual – cuando no existe vinculación de ningún tipo entre el profesional y el reclamante -.

Concepto de negligencia médica

En definitiva, una negligencia médica es un daño que se produce al paciente cuando el procedimiento médico llevado a cabo ha sido de forma imprudente o incluso desde el desconocimiento. El daño puede ser tanto físico como moral.

El médico, en particular, tiene como objetivo profesional preservar y restablecer la salud del paciente, de la persona enferma o necesitada de sus servicios, siguiendo unos estándares establecidos en la práctica médica, tendentes a la curación. No le es ni está permitido apartarse sin justificación de esos estándares.

2. Efectos de una negligencia médica

Como consecuencia de una mala praxis médica, se produce la posible existencia de que la persona afectada exija una indemnización; es un derecho que puede reclamar tanto en la vía civil o administrativa (responsabilidad civil o patrimonial), como en vía penal (responsabilidad penal).

¿Qué consecuencias trae una negligencia médica?

En la experiencia de nuestro despacho de Legal Services Abogados, analizamos y estudiamos con el mayor rigor, cuando se nos presenta un caso de presunta negligencia médica de cualquier facultativo o equipo de ellos, 3 elementos que consideramos esenciales.

a) Lesión

La lesión que se ha producido al paciente puede ser tanto física como moral, así como inmediata o retardada o incluso no causar un menoscabo en la integridad física de la persona, piénsese, por ejemplo, en una marca que se deje.

Analizamos detenidamente el diagnóstico del médico, para comprobar cómo ha podido perjudicar las posibilidades de curación del paciente.

b) Qué protocolo médico-sanitario se ha seguido

Cuando un profesional actúa negligentemente, sin diligencia, da lugar a que se produzca un descuido que va a perjudicar al paciente, pues su actuación, motivada por ese descuido, no va a seguir los estándares médicos y técnicos establecidos.

c) Existencia de una relación de causa-efecto

Nuestros profesionales de Legal Services Abogados, analizan al más mínimo detalle si la lesión sufrida por el paciente se hubiera o no producido aplicando el tratamiento usual.

Precisamente por eso, nuestro despacho cuenta con profesionales de la Medicina, tanto de Peritos médicos como de Peritos médicos en Medicina del Trabajo para aquellos casos derivados de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

3. Casos en los que se producen negligencias médicas

a) Exploraciones deficientes

En las exploraciones médicas es fundamental que el profesional se detenga en averiguar la existencia de posibles sintomatologías graves, para lo cual tendrá que llevar a cabo las pruebas médicas necesarias, algo que, en la práctica común, no se hace, en muchas ocasiones.

b) Diagnósticos inexactos

Consisten en interpretaciones incorrectas de las sintomatologías de los enfermos que dan lugar a que no se llevan a cabo las intervenciones necesarias.

c)Tratamiento deficientes o parciales

No se recetan los fármacos apropiados, urgencias sin atender, intervenciones dilatadas en el tiempo…

4. ¿Qué acciones jurídicas se pueden emprender ante una negligencia médica?

Analizado el caso concreto, se pueden instar las siguientes acciones:

a) Exigir la indemnización correspondiente

A tal efecto, se inicia un procedimiento de responsabilidad civil por lesiones y daños morales frente a las compañías de seguros y a las clínicas, hospitales y centros médicos privados.

Es importante tener en cuenta que las acciones judiciales a emprender tienen un plazo para su ejercicio.

b) Reclamación frente a las negligencias producidas en los centros médicos de carácter público,

Se exige la correspondiente indemnización.

c) Se insta la vía penal

De ella se derivará también la correspondiente responsabilidad civil

5. ¿Qué dice la jurisprudencia de los Altos Tribunales?

El Tribunal Supremo tiene establecido, y así se ha manifestado en numerosas sentencias, que a un médico se le puede imputar responsabilidad médica cuando existe un déficit en su actuación por falta de cuidado en el diagnóstico o en el tratamiento, no habiendo diferencia entre la medicina curativa – engloba las técnicas médicas aplicadas al enfermo para  hacer un diagnóstico y poner  un tratamiento – y la medicina satisfactiva – aquella dirigida a las personas  que quieren mejorar la  estética de su cuerpo.

¿Qué le puede pasar a un médico por negligencia médica?

La responsabilidad profesional del médico es de medios, es decir, está obligado a poner los medios necesarios y adecuados, utilizando las técnicas previstas para la enfermedad física o mental que padece una persona. Ello implica que el médico tiene que ser especialmente cuidadoso con los riesgos que cada intervención supone y dar al paciente la información necesaria que le permita adoptar una decisión, en el sentido de consentir o no estar de acuerdo con la intervención a la que se va a someter.

6. ¿A quién corresponde la carga de la prueba en una reclamación?

A quien reclama, por eso, es fundamental, que los pacientes guarden y registren convenientemente todas las actividades sanitarias a las que son sometidos, desde el diagnóstico hasta las conclusiones, pasando por los registros de realización de pruebas diagnósticas y cualquier otro documento.


¿Qué significa la carga de la prueba en una reclamación médica?

El onus probandi (‘carga de la prueba‘) es una expresión latina del principio jurídico que señala quién está obligado a probar un determinado hecho ante los tribunales. … Por tanto, quien invoca algo que rompe el estado de normalidad, debe probarlo («affirmanti incumbit probatio»: ‘a quien afirma, incumbe la prueba‘)

7. ¿Cuánto se cobra por una negligencia médica?

Dependiendo de la negligencia médica de que se trate, la indemnización podrá variar dependiendo de la gravedad de la lesión.

Atendiendo al vigente baremo de tráfico pueden darse indemnizaciones de hasta 4 millones de euros (Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación. Orden ESS/66/2013, de 28 de enero, por la que se actualizan las cantidades a tanto alzado de las indemnizaciones por lesiones, mutilaciones y deformidades de carácter definitivo y no invalidantes).

Cómo reclamar una negligencia médica

Desde Legal Services Abogados somos conscientes de que los casos de negligencia médica son complejos y que no existe una tabla de indemnización por negligencia médica, por ello, analizamos detenidamente los baremos de indemnizaciones orientativos de nuestro ordenamiento jurídico.

Para reclamar una negligencia médica, nuestro despacho valora el procedimiento a instar, de tal forma que Legal Services Abogados propone entre un 15% y un 20% del importe final de la indemnización que se consiga.  

¿Qué hacemos desde Legal Services Abogados para reclamar negligencias médicas?

Analizar rigurosamente los protocolos y estándares médicos existentes, prestando especial cuidado al estado de la técnica actual.

No hay que olvidar que, ante un juez, un tribunal, lo importante es que el abogado demuestre que se ha producido un daño al paciente que podía no solo haber sido evitado sino también prevenido, pues no hay que olvidar que siempre se intentará ocultar las posibles deficiencias de la praxis médica argumentando, desde la profesión médica, que el protocolo de la intervención ha sido el correcto, el apropiado a la casuística del caso.