Deudas en una pareja de hecho y embargo de la cuenta bancaria

deudas-pareja-hecho-embargo-cuenta-bancaria

Deudas en una pareja de hecho y embargo de la cuenta bancaria

1. Deudas en una pareja de hecho

En una pareja de hecho, las deudas que pueda tener una de las partes no afectan a la otra porque no existe un acuerdo económico.

Como consecuencia, de hecho, habrá una verdadera separación de bienes.

Desde Legal Services Abogados asesoramos de cómo gestionar la separación de bienes, parcial o totalmente, elaborando los oportunos documentos sobre la gestión de los bienes para su presentación notarial.

¿Hay responsabilidad legal?

No

En una pareja de hecho conviviendo, no casada legalmente, cuando uno de los dos tiene una deudala otra parte no tiene responsabilidad legal alguna de hacer frente al pago.

Distinto sería el caso de que previamente se haya firmado un documento en el que se asuma de manera expresamente voluntaria la responsabilidad legal de la deuda que sea. 

Deuda en conjunto de la pareja

En este caso, ambas partes tienen y asumen la correspondiente responsabilidad legal y la persona u organismo o institución a la que se le deba dinero puede legalmente reclamar esa deuda a la pareja, por ello, aconsejamos el asesoramiento jurídico y fiscal.

2. Embargo de la cuenta bancaria

Las cuentas bancarias conjuntas de una pareja pueden ser problemáticas si alguna de las dos partes asume o tiene deudas, no solo porque pueden ser reclamadas judicialmente sino porque pueden quedar en situación de embargo.

¿Qué implica ser cotitular de una cuenta bancaria en una pareja?

Simplemente, la mitad del saldo de esa cuenta pertenece y puede ser embargada a la parte de la pareja que no ha contraído la deuda.

Desde Legal Services Abogados, asesoramos convenientemente sobre la defensa de cómo gestionar las cuentas bancarias de una pareja en su conjunto en evitación de embargos y reclamaciones a la parte que no ha contraído la deuda. A tal efecto, preparamos y elaboramos las debidas justificaciones documentales que demuestren, ante una reclamación judicial, quién realmente percibe el dinero y otras estrategias de buena defensa.