Informe de investigación de accidentes de trabajo: requisitos legales

Informe de investigación de accidentes de trabajo: requisitos legales

¿Cómo se hace un informe de un Accidente laboral?

Ante la producción de un accidente de trabajo la empresa está bien obligada a realizar un informe de investigación de accidentes de trabajo, determinando, entre otras cosas:

Las circunstancias en las que ocurrió el accidente

Las medidas preventivas a adoptar

La constatación de hechos o manifestaciones, como pueden ser la de compañeros o del diferente nivel jerárquico de la empresa (gerente, director, jefes) conocedores de los hechos del accidente


¿Cómo hacer una investigación de un accidente laboral?

El informe de investigación del accidente no se puede limitar solo a afirmar que el accidente, ocurrido en el centro de trabajo y declarado como tal, no se encuentra directamente relacionado con el puesto de trabajo del accidentado.


La investigación del accidente ha de ser profunda pues de no hacerlo así conlleva que pueden ser sancionadas las empresas por aquellos accidentes laborales mal investigados que se produzcan en su organización. En tal sentido, se pueden atribuir a la empresa una de las infracciones establecidas en el Texto Refundido de la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social (TRLISOS, Real Decreto Legislativo 5/2000), concretamente en el artículo12.3 que dice: «no llevar a cabo una investigación en caso de producirse daños a la salud de los trabajadores”.


El objetivo de la investigación es preservar la salud de los empleados, por ello, la prevención de riesgos exige que las entidades externas (Servicios de Prevención ajenos, asesores externos cualificados en PRL) que, por ejemplo, pueden llevar a cabo la investigación, desarrollen una actividad adecuada que garantice la seguridad y la salud laboral.

¿Quién debe investigar los accidentes de trabajo y realizar el informe?


No basta la simple realización de una consulta del Servicio de Prevención ajeno (SPA) que ha llevado a cabo la investigación al empresario sobre su versión de cómo ha ocurrido un accidente de trabajo en la empresa y su traslación a un documento, sin ni siquiera recabar o dejar constancia de la imposibilidad de obtener la versión del trabajador accidentado, en el caso de que el accidente no haya sido mortal o de resultado muy grave que imposibilite su contacto con el accidentado, lo que a la postre determina el resultado final del documento y la correlativa necesidad de que se realice una auténtica labor investigadora.


Conclusiones sobre los informes de investigación de Accidentes de Trabajo


Una investigación de un accidente de trabajo no consiste en una simple consulta de la persona que la lleva a cabo (personal o técnicos propios de la empresa, técnico de un Servicio de Prevención ajeno (SPA)) al empresario sobre su versión de cómo ha ocurrido el accidente laboral y su traslación y transcripción a un documento.


El artículo 16.3 de la LPRL
(Ley 31/1995) dispone: “Cuando se haya producido un daño para la salud de los trabajadores o cuando, con ocasión de la vigilancia de la salud prevista en el artículo 22, aparezcan indicios de que las medidas de prevención resultan insuficientes, el empresario llevará a cabo una investigación al respecto, a fin de detectar las causas de estos hechos”.


Como consecuencia, el informe que elabore y redacte la empresa de investigación de un accidente de trabajo, bien por personal propio, bien por un Servicio de Prevención ajeno o de asesores externos cualificados, técnica y jurídicamente, en PRL, colma la exigencia de la obligación que afecta a la empresa con arreglo a la exigencia impuesta por el artículo 16.3 de la Ley, en tanto en cuanto se realice en los términos y condiciones señaladas en este Comentario.

25 de febrero de 2020
El Equipo de Legal Services Abogados

PARA UNA RESPUESTA MÁS AMPLIA Y ASESORAMIENTO LEGAL PERSONALIZADO SOBRE INFORMES DE INSPECCIÓN DE ACCIDENTES DE TRABAJO CONTACTA CON NOSOTROS.
banner-legal-services-abogados-contacto