Las nuevas Medidas Laborales por el Coronavirus: Análisis y resumen

Las nuevas Medidas Laborales por el Coronavirus: Análisis y resumen

Analizamos en este Comentario los aspectos principales de las nuevas medidas por el Coronavirus que en materia laboral se establecen en Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19.

A) Teletrabajo (Trabajo a distancia)

Se establecerán sistemas de organización que permitan mantener la actividad por mecanismos alternativos, particularmente por medio del trabajo a distancia, debiendo la empresa adoptar las medidas oportunas si ello es técnica y razonablemente posible y si el esfuerzo de adaptación necesario resulta proporcionado.

Particularmente el trabajo a distancia, deberá ser prioritario frente a la cesación temporal o reducción de la actividad.

Teletrabajo y Prevención de Riesgos Laborales (PRL)

Se entenderá cumplida la obligación de efectuar la evaluación de riesgos, con carácter excepcional, a través de una autoevaluación realizada voluntariamente por la propia persona trabajadora.

B) Adaptación de las jornadas laborales y reducción de jornada

El nuevo R.D.Ley permite a los trabajadores la adaptación de su jornada laboral, o reducirla incluso hasta el 100%, cuando su presencia sea necesaria para atender a otra que, por razones de edad, enfermedad o discapacidad, requiera de un cuidado personal y directo «siempre que acrediten deberes de cuidado a personas que requieren de su presencia”.Este derecho sería individual de cada uno de los progenitores.

Deberes de cuidado

– Respecto del cónyuge o pareja de hecho.

– Familiares por consanguinidad hasta el segundo grado de la persona trabajadora.

¿Cuándo concurren circunstancias excepcionales?

– Por razones de edad, enfermedad o discapacidad.

– Cuando existan decisiones adoptadas por las Autoridades gubernativas relacionadas con el COVID-19 que impliquen cierre de centros educativos o de cualquier otra naturaleza que dispensaran cuidado o atención a la persona necesitada de los mismos.

– Cuando la persona que hasta el momento se hubiera encargado del cuidado o asistencia directos de cónyuge o familiar hasta segundo grado de la persona trabajadora no pudiera seguir haciéndolo por causas justificadas relacionadas con el COVID-19.

Jurisdicción competente

Los conflictos que pudieran generarse por discrepancias en relación a la adaptación y/o reducción de la jornada laboral serán resueltos por la jurisdicción social a través del procedimiento establecido en el artículo 139 de la Ley 36/2011, de 10 de octubre, Reguladora de la Jurisdicción Social (LRJS).

¿A quién corresponde el derecho a la adaptación de la jornada por deberes de cuidado por circunstancias excepcionales?

Corresponde a la persona trabajadora, tanto en su alcance como en su contenido, siempre que se justifique debidamente y se acredite, teniendo en cuenta las necesidades de organización de la empresa y procurando que empresa y persona trabajadora lleguen a un acuerdo al respecto.

Contenido del derecho a la adaptación de la jornada

– Podrá referirse a la distribución del tiempo de trabajo o a cualquier otro aspecto de las condiciones de trabajo.

– Cambio de turno.

– Alteración de horario.

– Horario flexible.

– Jornada partida o continuada.

– Cambio de centro de trabajo.

– Cambio de funciones.

– Cambio en la forma de prestación del trabajo.

Tiempo de duración

Se limita al período excepcional de duración del COVID-19.

Reducción especial de la jornada de trabajo

En las situaciones de quien por razones de guarda legal tenga a su cuidado directo algún menor de doce años o una persona con discapacidad que no desempeñe una actividad retribuida tendrá derecho a una reducción de la jornada de trabajo diaria, con la disminución (reducción) proporcional del salario entre, al menos, un octavo y un máximo de la mitad de la duración de aquella.

Esta reducción especial se regirá por lo establecido en los artículos 37.6 y 37.7 del Estatuto de los Trabajadores.

Forma y condiciones de la reducción de la jornada

La reducción de jornada especial deberá ser comunicada a la empresa con 24 horas de antelación, y podrá alcanzar el cien por cien de la jornada si resultara necesario, sin que ello implique cambio de naturaleza a efectos de aplicación de los derechos y garantías establecidos normativamente.

En caso de reducciones de jornada que lleguen al 100% el derecho de la persona trabajadora deberá estar justificado y ser razonable y proporcionado en atención a la situación de la empresa.

En el caso de que la persona trabajadora se encontrara disfrutando ya de una adaptación de su jornada por conciliación, o de reducción de jornada por cuidado de hijos o familiares, podrá renunciar temporalmente a él o tendrá derecho a que se modifiquen los términos de su disfrute siempre que concurran las circunstancias excepcionales anteriormente mencionadas.

C) Expedientes de Regulación Temporal de Empleo

Situaciones que tienen la consideración de fuerza mayor

– Las suspensiones de contrato y reducciones de jornada que tengan su causa directa en pérdidas de actividad como consecuencia del COVID-19.

– Declaración del estado de alarma.

– Situaciones que impliquen suspensión o cancelación de actividades y cierre temporal de locales de afluencia pública.

– Restricciones en el transporte público y, en general, dela movilidad de las personas y/o las mercancías.

-Falta de suministros que impidan gravemente continuar con el desarrollo ordinario de la actividad, o bien en situaciones urgentes y extraordinarias debidas al contagio de la plantilla o la adopción de medidas de aislamiento preventivo decretados por la autoridad sanitaria, que queden debidamente acreditados.

Especialidades del procedimiento ERTE por fuerza mayor

a) El procedimiento se iniciará mediante solicitud de la empresa, que se acompañará de un informe relativo a la vinculación de la pérdida de actividad como consecuencia del COVID-19, así como, en su caso, de la correspondiente documentación acreditativa. La empresa deberá comunicar su solicitud a las personas trabajadoras y trasladar el informe anterior y la documentación acreditativa, en caso de existir, a la representación de estas.

b) La existencia de fuerza mayor, como causa motivadora de suspensión de los contratos o de la reducción de jornada prevista en este artículo, deberá ser *constatada por la autoridad laboral, cualquiera que sea el número de personas trabajadoras afectadas.

La autoridad laboral se limitará solo a constatar la existencia de fuerza mayor, no a decidir sobre la aprobación o denegación del ERTE, cuya decisión corresponde exclusivamente a la empresa

c) La resolución de la autoridad laboral se dictará en el plazo de cinco días desde la solicitud, previo informe, en su caso, de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social que se evacuará en el plazo improrrogable de cinco días.

Expedientes de Regulación Temporal de Empleo de suspensión y reducción de jornada por causa económica, técnica, organizativa y de producción no susceptibles de considerarse causa de fuerza mayor

Especialidades del procedimiento:

a) En el supuesto de que no exista representación legal de las personas trabajadoras, la Comisión representativa de estas para la negociación del periodo de consultas estará integrada por los sindicatos más representativos y representativos del sector al que pertenezca la empresa y con legitimación para formar parte de la comisión negociadora del convenio colectivo de aplicación.

b) La Comisión estará conformada por una persona por cada uno de los sindicatos que cumplan dichos requisitos, tomándose las decisiones por las mayorías representativas correspondientes. En caso de no conformarse esta representación, la comisión estará integrada por tres trabajadores de la propia empresa

c) La comisión representativa deberá estar constituida en el improrrogable plazo de 5 días.

d) El periodo de consultas entre la empresa y la representación de las personas trabajadoras o la comisión representativa prevista en el punto anterior no deberá exceder del plazo máximo de siete días.

e) El informe de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, cuya solicitud será potestativa para la autoridad laboral, se evacuará en el plazo improrrogable de siete días.

Expedientes de Regulación Temporal Empleo

Medidas extraordinarias en materia de cotización a la Seguridad Social

Expedientes de suspensión de contratos y reducción de jornada autorizados en base a fuerza mayor temporal vinculada al COVID-19

a) Empresas de menos de 50 trabajadores (que, a 29 de febrero de 2020, tuvieran menos de 50 trabajadores en situación de alta en la Seguridad Social) La Seguridad Social exonerará a la empresa del abono de la aportación empresarial prevista e así como del relativo a las cuotas por conceptos de recaudación conjunta, mientras dure el período de suspensión de contratos o reducción de jornada autorizado en base a dicha causa

b) Empresas que tuvieran 50 trabajadores o más, en situación de alta en la Seguridad Social, La exoneración de la obligación de cotizar alcanzará al 75% de la aportación empresarial.

NOTA IMPORTANTE

Dicha exoneración no tendrá efectos para la persona trabajadora, manteniéndose la consideración de dicho período como efectivamente cotizado a todos los efectos.

Forma

a) La exoneración de cuotas se aplicará por la Tesorería General de la Seguridad Social a instancia del empresario, previa comunicación de la identificación de los trabajadores y período de la suspensión o reducción de jornada.

b) A efectos del control de la exoneración de cuotas será suficiente la verificación de que el Servicio Público de Empleo Estatal proceda al reconocimiento de la correspondiente prestación por desempleo por el período de que se trate.

c) La Tesorería General de la Seguridad Social establecerá los sistemas de comunicación necesarios para el control de la información trasladada por la solicitud empresarial, en particular a través de la información de la que dispone el Servicio Público de Empleo Estatal, en relación a los periodos de disfrute de las prestaciones por desempleo.

D) Medidas extraordinarias en materia de protección por desempleo

En los supuestos en que la empresa decida la suspensión de contratos o la reducción temporal de la jornada de trabajo por las causas previstas en el artículo 47 del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, con base en las circunstancias extraordinarias ya mencionadas con anterioridad, el Servicio Público de Empleo Estatal adoptará las siguientes medidas:

– El reconocimiento del derecho a la prestación contributiva por desempleo, aunque carezcan del período de ocupación cotizada mínimo necesario para ello.

– No computar el tiempo en que se perciba la prestación por desempleo de nivel contributivo que traiga su causa inmediata de las citadas circunstancias extraordinarias, a los efectos de consumir los períodos máximos de percepción establecidos

– Las medidas previstas serán aplicables a las personas trabajadoras afectadas tanto si en el momento de la adopción de la decisión empresarial tuvieran suspendido un derecho anterior a prestación o subsidio por desempleo como si careciesen del período mínimo de ocupación cotizada para causar derecho a prestación contributiva, o no hubiesen percibido prestación por desempleo precedente.

E) Objetivos del Real Decreto Ley y líneas de actuación

Objetivos económicos:

1) Frenar la caída de la producción y el empleo

2) Doblegar la curva de caída

3) Iniciar la recuperación en cuanto la emergencia sanitaria quede atrás, relanzando nuestra economía.

Medidas económicas

– 200.000 millones de euros, entre fondos públicos y privados:

100.000 para una línea de avales pública para que las empresas no se queden sin liquidez.

17.000 millones para apoyar a los colectivos que van a sufrir el golpe.

83.000 millones con recursos privados

600 millones a la financiación de prestaciones de los servicios sociales de las CCAA y Ayuntamientos, con especial atención a los dependientes y mayores.

– Moratoria del pago de hipotecas sobre la vivienda habitual para trabajadores y autónomos que se encuentren en situación de vulnerabilidad económica y para los afectados de la Covid-19. (trabajadores que pierdan su empleo y autónomos que sufran una caída drástica de sus ingresos.)

– Líneas de actuación:

* Agilización de los expedientes de despidos temporales (ERTE), permita el cobro de la prestación por desempleo sin cumplir el requisito de carencia a los afectados por los mismos ni sin consumir los derechos de prestación ya acumulados.

* Apoyo a los trabajadores y empresas afectados por las caídas de actividad. Medidas para garantizar la liquidez de las empresas. Impulsar la investigación para conseguir la vacuna contra el virus.

* Prohibición de cortar suministros básicos (agua, luz y gas) a colectivos vulnerables. Medidas para las cuotas de autónomos que sufran desplome de su cifra de negocio.-

Duración de las nuevas medidas laborales por el coronavirus

De uno a tres meses

18 de marzo de 2020

El Equipo Jurídico de Legal Services Abogados

Para más información o asesoramiento sobre las nuevas Medidas Laborales por Coronavirus puede ponerse en contacto con nosotros: